Asociación Argentina de Arbitros y Anotadores de Softbol y Beisbol

Historia del deporte argentino

Comienzos del softbol en la Argentina – Por Emilio Claudio Pittis

La AASB agradece al Sr. Claudio Pittis, una leyenda en el softbol de Buenos Aires por hacernos partícipe de su historia y la versión del softbol en Argentina.

Un trabajo que le llevó mucho tiempo, que muchas personas han acercado información y que, posiblemente, a futuro, se podrá seguir ampliando en detalles.

Por Claudio Pittis

 

 

 

 

Comienzos del softbol en la Argentina

Es posible que muchos no lo sepan, pero el origen del softbol está emparentado con el béisbol.
La referencia más antigua se remonta al año 1888 cuando se funda el Buenos Aires Béisbol Club. Ese año se programó un partido con el Cricket Club de Rosario en unos terrenos de la calle Cabildo, cerca de Belgrano. El encuentro no pudo finalizar por una total disparidad en la interpretación de las reglas. Uno jugaba al béisbol y el otro jugaba al cricket.
El primer torneo que se tiene registro fue en el año 1908, organizado por los señores Luis Newbery Thomas y Homer Prettyman. Los equipos que lo disputaron fueron compuestos íntegramente por empleados de casas de comercio norteamericanas.
Al año siguiente, se disputa la primera competencia internacional en la cancha de Buenos Aires Cricket Club. Consto de una serie de tres partidos contra el equipo brasileño Beisbol Club de San Pablo. La misma terminó empatada ya que cada uno de los equipos ganó un partido y el tercero lo empataron.
En 1925 se constituyó la Asociación Argentina de Beisbol, que organizó el primer campeonato para la temporada 1925/26 por el trofeo F. Schutz. Compitieron cinco equipos, ganándolo los representantes de la Standard Oíl Company.
En el año 1932, por diversos problemas dentro de la Asociación existente, se fundó la Liga Argentina de Beisbol que, posteriormente, se transformaría en la Liga Argentina de Beisbol y Softbol. Lamentablemente, la actividad de este organismo sufrió continuos altibajos y las rencillas entre distintos grupos llegaron a tal extremo que hicieron desaparecer toda la documentación existente sobre sus orígenes.
En lo que respecta al SOFTBOL, la única actividad que se puede precisar como organizada por esa Liga se remonta al año 1944, doce años después de su creación. Gracias a que la Dirección General de Educación Física, dependiente del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, instaurara la actividad como deporte intercolegial.
Fue un torneo en el que participaron diez equipos y del que aparentemente (la información no lo consigna) resultó ganador el Ferro Athletic Club.
En los años sucesivos, los directivos de La Liga Argentina de Beisbol y Softbol no mostraron el menor interés en organizar competencias de la disciplina y, tras el torneo abierto de softbol de 1953 organizado por la fundación Ateneo de la Juventud con su profesor Ramon C. Muros, surge la idea de constituir la,

FEDERACION METROPOLITANA DE SOFTBOL.

Finalizado el torneo y como consecuencia del mismo, se les ocurre la idea de reunir a todos los delegados de las instituciones participantes y otros invitados especialmente, a los efectos de encontrar una solución a la carencia de competencia oficiales.
Es así que el 5 de agosto de 1953 se reunieron en Asamblea los delegados de 16 instituciones, presidiéndola el Sr. Muros y siendo designado secretario el Sr. Eduardo Lambierto.
Los representantes de la Primer Asamblea fundacional de la F.M.S. fueron:
– por el Club Comunicaciones el sr. Rodolfo Abdeljalil,
– por el C.A. River Plate, el sr. Humberto Pastore,
– por el Club Cardenales, los sres. Rodolfo Colamarino y Victor Arcauz,
– por el Club Pampero, los sres. Alfredo Tuero y Pedro Estebecorena,
– por el Inst. Nacional de Educ. Física (sección mujeres), el sr.Alberto Vera,
– por el Colegio Ward, el Sr. José Ricci,
– por la Escuela Industrial “Luis A. Huergo” el sr. Nicolás Bertolini,
– por el Centro Colegial Nicolas Avellaneda, los sres. Juan Mendizabal y Carlos Estaquaro,
– por el Centro Colegial Escuela Normal de San Fernando, los sres. Oscar Garibaldini, Carlos Ramallo y Ricardo Lencini,
– por el Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, el sr. José Santillán,
– por el Club Aconcagua, el sr. Ramón Muros,
– por el Club Ateneo de la Juventud el sr. Gerardo Rossi,
– por el Instituto Nacional de Educ. Física “General Belgrano”, el sr. Eduardo J. Lambierto,
– por el Club Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, el sr. Carlos Baigorria,
– por el Club Atlético San Isidro, el sr. César Seeber Grondona,
– por Hawái Club, el sr. Ataulfo Oliva, y
– por Ex alumnos del INEF. ” General Belgrano”, el sr. Atilio Saint Julien.
De ello, resulta electo en forma provisional, el prof. Eduardo Lambierto como presidente, secundado por los sres. José Santillán, Rodolfo AbdelJalil, Victor Arcauz, Nicolás Bertolini y Carlos Baigorria.
Esta nueva entidad actuó por espacio de más de tres años sin el reconocimiento oficial de la Confederación Argentina de Deportes – Comité Olímpico Argentino (C.A.D.C.O.A.), hasta que el interventor arq. Alberto Cierrapico, designado por esta entidad ante la Liga Argentina de Beisbol y Softbol, convoca el 18 de diciembre de 1956 a los representantes de la Asociación Rosarina de Beisbol, de la Federación Metropolitana de Softbol y de la Liga Metropolitana de Beisbol.
Como resultado de esta gestión, surge la nueva FEDERACION ARGENTINA DE BEISBOL Y SOFTBOL. Posteriormente, como consecuencia de la Asamblea Extraordinaria celebrada el 6 de mayo de 1960, se disuelve para subdividirse en dos entidades: FEDERACION ARGENTINA DE BEISBOL y FEDERACION ARGENTINA DE SOFTBOL.
A partir de esta circunstancia, el softbol adquiere paulatinamente una gran difusión especialmente en el interior del país, contando con ello con el gran aporte de las competencias deportivas intercolegiales de carácter nacional que se disputaban en distintas ciudades del interior.
Asimismo, la Dirección de Educación Física de la Provincia de Buenos Aires realizó cursos de perfeccionamiento para profesores de toda la provincia, que estuvieron a cargo de los profesores Constanzo, González, Madueño y Vera, entre otros.

Los primeros campeones de la F.M.S. fueron:

– Primera división masculino años 1953/54 Aconcagua Torneo Metropolitano
– Segunda división masculino años 1953/54 A. E. Lincoln Torneo Metropolitano
– Nocturno división masculina años 1953/54 Tigres de Pillahuinco
– Primera Clausura masculino años 1953/54 Pampero
– Segunda Clausura masculina años 1953/54 A. Escuelas Lincoln
– Primera división femenina años
1954/55 Gimnasia y Esgrima Torneo Metropolitano
– Segunda división femenina años 1955/56 Comunicaciones Torneo Metropolitano
– Nocturno división femenina años 1964/65 Dirección Municipal del Deporte
– División Cadetes masculino años 1953/54 Pueyrredón Torneo Metropolitano
– División Menores masculino años 1954/55 A. E. Lincoln Torneo Metropolitano
– División Cadetes masculino años 1853/54 A. E. Lincoln Torneo Clausura

– División Menores masculino años 1958/59 A. E. Lincoln Torneo Clausura.

En lo que atañe a competencias Inter federativas, la actividad nacional estuvo circunscripta por algún tiempo a la realización de competencias entre dos equipos de la Metropolitana –Capital y Provincia- y de Bahía Blanca. En 1958 el torneo fue ganado por Capital y en 1959 se llevó la victoria el equipo de Provincia.
Además, es posible rememorar los cruces entre los planteles de Capital y Bahía Blanca que se disputaban todos los 12 de octubre en la ciudad de Bahía.

Plantel de Capital rumbo a Bahía Blanca-12 de octubre de 1966
Recorte de diario “La Nueva Provincia” de 1959, retratando al cátcher de Bahía Jorge Bottaro.

 

Algunos de los nombres de los jugadores que intervinieron en esos juegos se destacan:

 

– por Bahía Blanca: Oscar Conti, Jorge Bottaro, Guillermo Brandauer, Ricardo Flood, Héctor Julio Escamilla, Omar Garro, Pedro Magnelli y Oscar Prada;

 

– por Capital: Néstor Montero, Horacio Blanco, Carlos Roldán, Enrique Ferrazzuolo y Alberto Sentenero; y

 

– por Provincia de Bs.As.: Horacio Fischer, Walter Romero, Mario Barrios, Horacio Palacios, Fernando Aren, L. Rizzi, H. Calvo, G. Alfonsín y Carlos Nittolo.

 

 

 

Entre el periodo de 1960 a 1963 no se disputó Torneo Argentino alguno, a raíz de los distintos cambios institucionales a nivel Nacional que acontecieron.
Recién en 1964, donde emergen San Luis, La Pampa y Paraná, se lleva a cabo el 3r. Torneo Argentino de Softbol en Buenos Aires. Adjudicándose el primer puesto la Metropolitana, tras vencer en la final a Bahía Blanca por 3 a 1.

 

El próximo argentino se vuelve a jugar en Bahía Blanca en 1967. Allí va a aparecer un juvenil de 17 años llamado Greg Jones, integrante del seleccionado de Capital y primer molinetero que ven en las provincias.
En dicho certamen, el plantel de Capital le gana la final a Bahía Blanca por el amplio margen de 8 a 0.
A partir de allí, se produce un punto de inside en el pitcheo nacional, comenzando un camino de ida en la manera de realizar los lanzamientos. A principios del 1968, Greg realiza una gira de enseñanza por las distintas provincias, siendo el año donde todos los equipos de la Argentina cambian su forma de lanzar.
Solamente la Metropolitana vuelve a obtener el título en 1972 en Concepción del Uruguay y, como ASBA recién en el 2007 en Buenos Aires. Es necesario destacar que, en Buenos Aires, ya habían jugado con esa forma de lanzar “el Filipino” de Comunicaciones, Mr. Murphi de General Motor y Venancio Flores de la selección uruguaya. Ninguno de ellos pudo lograr la obtención del primer puesto en algún torneo.
Es posible nombrar distintas figuras de esa época, que enriquecieron el deporte Nacional: – en Bahía Blanca surgieron Espil, Barreneche, Menna, Arrué, Alcaraz y Grandes;
– en la Metropolitana sobresalieron Fontana, Fuertes, Bruno, Riccione, Frega y Marcovich;
– en Paraná brillaron Jatón, Giménez, Sabatté, Centurión, Acebal, Prescenda y Bolzán;

en La Pampa resaltaron Chávez, Eberhardt, Mayoral, Villalba, Concina, Bongiovanni y como técnicos Arnaldo Gómez y Carlos Cano;
– en San Luis destacaron Dasso, Lucero, Navarro, Abdala, Divizia, y el técnico Tindalo Latorre, entre otros.

Resulta injusto citar a tan pocos jugadores, pero nombrarlos a todos sería una tarea interminable. A todos aquellos que formaron parte del crecimiento del SOFTBOL en la Argentina, un sentido agradecimiento por haberlo elegido, disfrutado y difundido para que hoy siga presente.
A partir de 1968 hasta 1978 los planteles de Bahía Blanca y Paraná monopolizaron mayoritariamente los primeros puestos, convirtiéndose en los clásicos rivales de esa década.
En 1968: 1er. puesto Bahía Blanca y 2do. puesto la Metropolitana.
En 1969: 1er. Puesto Bahía Blanca y 2do. Puesto Paraná.
En 1970: 1er. Puesto Bahía Blanca y 2do. Puesto Paraná.
En 1971: 1er. Puesto Paraná y 2do. Puesto Bahía Blanca.
En 1972: 1er. Puesto la Metropolitana y 2do. Puesto Bahía Blanca.
En 1973: En 1969: 1er. Puesto Bahía Blanca y 2do. Puesto Paraná.
Entre 1974 al 1977: 1er. Puesto Paraná y 2do. Puesto Bahía Blanca.
En 1978: 1er. Puesto Bahía Blanca y 2do. Puesto Paraná.
En lo que se refiere a competencias deportivas internacionales, inicialmente la Argentina participó de encuentros con la República Oriental del Uruguay. Estaban el Torneo Rioplatense, que se disputaba cada dos años, y las competencias por el trofeo San Martín-Artigas, que se llevaban a cabo todos los años entre los equipos campeones masculinos y femeninos de la Federación Metropolitana y del Consejo Arbitral de Beisbol y Softbol de Uruguay.

ARBITRAJE

Inicialmente la Federación Metropolitana solo tenía la función de designar a los jueces para cada encuentro. Se había creado el colegio de jueces, pero no se los instruía.
No solo no había una enseñanza de las reglas, sino que tampoco se les enseñaba como moverse dentro del campo de juego.
La mayoría de las veces eran jugadores de los distintos equipos, previamente anotados en una nómina por las instituciones participantes.
Era condición que al inscribirse para los torneos nombraran de 2 a 3 árbitros, dependiendo de la cantidad de equipos que presentaban para competir. Las designaciones se hacían con bolillero y los jueces eran ad honorem.
Se recuerda a Alberto Vera, Carlos Nagashima. Hugo Álvaro Gordon, Rodolfo Abdeljalil, Emilio Pittis, Justo Pesce, Carlos Gabor y Marcos Altuna.
En los Nacionales se repetía el mismo formato, donde cada provincia nombraba jugadores para ejercer el arbitraje. Es así que los equipos protestaban continuamente por los errores parciales cometidos por ellos. Se recuerda un caso en particular en el año 1967, donde un juez de La Pampa se negó rotundamente a dirigir la final del torneo entre Bahía Blanca y Metropolitana.
Anteriormente, por causa de agotamiento, el juez de Capital no pudo dirigir el partido de La Pampa y Bahía. El juego debía comenzar a las 2 de la madrugada y el juez, encargado para arbitrar, había terminado recién de jugar una serie de 3 partidos. Se solucionó con la buena voluntad de todos. Se designo un juez de home Bahiense pero elegido por los porteños y tres jueces de base de San Luis.

Con el tiempo, todos se dieron cuenta que debía haber una organización que nucleara a todos los árbitros del país y que fuera independiente de los equipos, fundándose finalmente en la década del 80 el CONARSO.
Entre los más importantes figuraron Jorge Brugorello de San Luis, Walter Díaz de Rio Cuarto, Rubén Cordi de Bahía Blanca, Raúl Closs Martínez de Capital, Reynaldo Lanzavecchia de La Plata, Brione de La Pampa, “Titi” Dibur, Susana Vallana y Eduardo Font, estos últimos todos de Paraná.

SOFTBOL FEMENINO

Es necesario manifestar que la razón por la cual no se citó información precisa sobre el softbol femenino, es debido a carecer de ella.
Gracias a la solidaridad de quienes colaboraron brindando datos, es posible destacar que las primeras ligas y equipos nacionales que se desarrollaron en nuestro país surgieron de Capital Federal, Rio Cuarto y de Bahía Blanca, pudiéndose recordar de los años ‘70:

– de la Metropolitana a “Chiqui” Freyer, Mónica Durrutti, “Chiche” Corvalán, Mónica Pintos, Teresa Russo, María del Carmen Medina, Lidia Hisas, Ana Pérez y Luisa Coppola;
– de Rio Cuarto a Patricia Paglione, Alicia Paglione y Susana Broglio.
– de Bahía Blanca a María Brid, Ana Masin, María Marani, Margarita Long, Anahí Menna, Marta Riviriego y Perla Pascucci, entre tantas.

Recorte del Diario el Mundo 1969

 

El equipo de Bahía Blanca junto al de la Metropolitana disputaron la final del 1er. ARGENTINO de SOFTBOL para DAMAS. El mismo se realizó en el año 1969 en el Club Municipalidad de Buenos Aires, saliendo victoriosas las representantes de la Metropolitana.
Asimismo, se recuerdan a los entrenadores de los distintos equipos que conformaron las diferentes ligas de la época, tales como: Oscar López, Rubén Beato, Jorge Yobanovich, Alberto Vera, Francisco Riglos Rossi, Donato Luis Laurita, Julio Ballesteros, Carlos Ferretjans, “Pochi” Menna, Arnaldo Gómez, Mario Vega, Jorge Luis Galfré, Daniel Carbonari y Claudio Ceballos, entre otros.

 

Además de Torneos Nacionales se llevaron a cabo Internacionales con la República Oriental del Uruguay, surgiendo y creciendo progresivamente el softbol femenino en otras localidades y provincias de la Argentina.
De esta manera, podemos recordar a quienes fueron las pioneras en:
– La Pampa: Rosa Mata, Mary Acevedo, Mónica Carabajal, Daniela Gruber, Verónica de la Sota, Gabriela de la Sota y Arnaldo Gómez como director técnico.
– Paraná a “Zuni” Cagniel, Celia Valente, Susana Fernández, Claudia Magni, Marisa Magni y Mónica Casanovas.

 

 

 

Se espera que, tras esta publicación, quienes tengan más datos puedan seguir colaborando con más información. De este modo, se podrá seguir reconociendo a quienes aportaron al desarrollo y enriquecimiento del Softbol Femenino en la Argentina.
Bibliografía:
– “Programa 25 Aniversario de la F.M.S”, 1978.
Agradecimientos por la información brindada:
Liliana Corvalán, Liliana Cocca, “Zuni” Cagniel, Carlos Ferretjans, Claudia Tazzioli, y Gerardo Mónaco.