Más argentinos viajarán a Lima durante el 2019.

Más argentinos viajarán a Lima durante el 2019.

Argentina nuevamente tendrá arbitraje de desarrollo en Lima, Perú.

Por cuarto año consecutivo, la AASB Argentina estará enviando dos oficiales de arbitraje al Campeonato sudamericano de Lima 2019 de la categoría menores del 8 al 15 de septiembre.

Dentro del marco de desarrollo y el programa de la AASB, donde el objetivo es fomentar el crecimiento camino a la certificación internacional, los nuevos árbitros pasan por la primera experiencia de su carrera, fuera de su tierra natal.

El tiempo de Analía Merizzi de Bahía Blanca y Yamil Ruis de la Ciudad patagónica de Neuquén ha llegado.

Izquierda, Analía Merizzi, derecha Yamil Ruis.

Ambos vienen trabajando en las competencias nacionales donde la AASB tiene participación y donde el equipo directivo de la AASB pueda evaluar y calificar a los oficiales para posteriormente darles la aprobación de competencia internacional. Es fundamental para el AEJ de la AASB y de la Confederación Argentina tener visión del trabajo y evolución de sus habilidades y manejo de juego para que, los árbitros en carrera, puedan ser instruidos y seleccionados en dichas competencias representando al arbitraje nacional.

Años anteriores también fueron instruidos y enviados a esta competencia los argentinos José Cinquegrani, Agustina Urdaniz, Gerardo Mónaco, Gabriela Jimenes, Pablo Acosta, Laura Aren quienes hoy ya cuentan con la certificación de la WBSC e hicieron sus primeros pasos dentro del programa de la AASB Argentina. También el paranaense Nicolas Deu tuvo el pasado 2018 su primera salida y logró acceder a la gran final sudamericana en el home.

Analía Merizzi en Río Cuarto 2019

Convencidos, no solo por la experiencia que nos ha dejado los resultados obtenidos sino, por la celeridad del crecimiento de los oficiales nacionales es que, continuamos por este camino que sigue abriendo esperanzas y oportunidades a los históricamente más jóvenes árbitros de la Argentina. La AASB ya tiene preparados otros que estarán, Dios mediante, durante el 2020 saliendo también a su primera experiencia y garantizándole al arbitraje argentino, la continuidad de desarrollo y promoción de los árbitros en este espacio de contención y formación arbitral.

Yamil en la Copa Beto Pelizario 2017.

El mayor de los éxitos a nuestros jóvenes oficiales, mucho camino por recorrer les quedará pero, han dado el paso más importante, la convicción que se puede y que tienen oportunidades de llegar hasta lo más alto del arbitraje mundial.