Arbitraje femenino, un paso gigante en la historia de nuestro deporte.

Arbitraje femenino, un paso gigante en la historia de nuestro deporte.

Las arbitros latinas hicieron historia en Argentina.

En un hecho sin precedentes en el arbitraje de Latinoamérica, el arbitraje femenino marcó un hito en el softbol de la región.

 

En Argentina hace cinco años que la AASB viene trabajando y desarrollando el arbitraje; las mujeres formaron parte de un proyecto de trabajo especial donde se hizo hincapié en dar las mismas oportunidades y poniendo en el mismo lugar que a los hombres. En este pasado fin de semana se consiguió un gran objetivo que era tema pendiente del arbitraje y su historia. Se presentó un roster de 6 mujeres árbitros de argentina y Brasil donde, en su mayoría tuvieron los mejores juegos del fin de semana.

Lar oficiales junto a sus instructores Lanzavecchia y Peñarroya.

Los mejores exponentes de la AASB se reunieron en Río Cuarto para dar comienzo a una historia que recién da sus primeros pasos pero que promete la inclusión de muchísimas mas en los próximos tiempos.

Con la llegada de la brasilera Patricia Hamamoto al país, árbitro de la WBSC que viene trabajando junto al arbitraje argentino desde el año 2012 cuando, en sus comienzos con el hoy presidente de la AASB, Javier Peñarroya tuvieran el primer intercambio regional de arbitraje y donde se diera inicio a toda esta nueva etapa de inclusión entre los dos países.

Las argentinas Agustina Urdaniz de La Pampa, Gabriela Jimenez de Tucumán, Melisa Solaliga y Lara Martínez de Salta, la más joven de todas, y Merizzi de Bahía Blanca van a formar parte de esta historia y quedarán para siempre como las pioneras en este primer gran encuentro de mujeres árbitros en nuestra querida Argentina.

Melisa Solaliga en la conferencia previa al juego entre UNRC y San Luis.

Agradecemos a todos y cada uno de los que, de una manera desinteresada, siguen colaborando con este proyecto de desarrollo de los jóvenes árbitros latinas. Esperamos que, en los próximos tiempos sigan sumándose a la AASB más mujeres con el objetivo de darle al arbitraje el espacio que siempre se merecieron y que hoy, tienen como propio para siempre.